Uruguay en Vivo: las presentaciones más destacadas del año 2008

Por • 15 Ene, 2009 • Sección: De Toques

Es saludable en esta época del año hacer un repaso a los diferentes artistas que del exterior llegaron a nuestro país en diferentes momentos del año 2008. Dividimos las visitas entre artistas del rock y pop internacional por un lado y artistas de rock y pop latinos por otro.

Las presencias en vivo en Uruguay de artistas del Rock & Pop internacional en el 2008 han sido extremadamente escasas. Lejos quedó aquella década del 90 cuando en un período no mayor a tres años se presentaran aquí artistas de la talla de Eric Clapton, Sting, Joe Cocker, The B – 52’s, The Cult, UB 40, Roxette, Erasure, Elton John, entre otros.

En el 2008 fueron 5 las presencias a mencionar, entre las cuales realmente destacados hubieron solamente 2; una fue la presentación de Bob Dylan el 13 de mayo en el Conrad de Punta del Este. Esta fue la segunda vez que el artista actuó en nuestro país, la anterior había sido en agosto del año 91 en Montevideo; en esta oportunidad el artista realizó su show cargado de espectacularidad, profesionalidad y frialdad en un entorno que no ayudó a hacer del show algo para recordar.

Quién también se presentó por segunda vez en Uruguay fue el canadiense Bryan Adams, fue el 15 de abril en el Teatro de Verano donde el artista desplegó su show presentando canciones de su disco «11» y realizando algunos de sus clásicos que hicieron disfrutar a todos los presentes. En contraste con Dylan, Adams se mostró sumamente reconfortado de estar en nuestro país y se despidió con la promesa de volver.

Las otras 3 presencias internacionales son de relativo destaque. Una fue la presentación de la banda Misfits en Troya el 20 de mayo, donde «celebró» los 30 años de la banda; la otra fue la de la banda de C.J. Ramone Bad Chopper también en Troya el 15 de agosto, y la otra fue la de Marky Ramone en el Ancel Fest. el 17 de octubre en el Velódromo Municipal. Más allá de la seriedad y simpleza de la presentación de Bad Chopper, las tres fueron actuaciones propias de una país tercermundista como el que somos.

Las presentaciones en vivo de artistas latinos fueron de lo atractivo a impresionante por momentos. De México llegaron Café Tacuba para presentarse en el Metro el 20 de febrero con un show que con muy poca infraestructura logró impactar a los presentes; en la oportunidad fueron teloneados por un hasta ese entonces desconocido artista local llamado Socio. También llegó Julieta Venegas, presentándose en vivo el 21 de agosto en el Palacio Peñarol, con un show interesante pero que no logró el ambiente esperado, contra lo que conspiró sin duda la elección del lugar. A pesar de los años y las múltiples presentaciones en falso en el Palacio Peñarol, siguen algunas productoras apostando a un lugar que históricamente ha jugado en contra de los propios artistas. Esto también lo sufrió Calle 13, el dúo puertorriqueño se presentó el 6 de mayo precisamente en el Palacio Peñarol siendo teloneados por los locales de Contra las Cuerdas.

Los artistas brasileños también se hicieron notar. Nehum de Nois llegó en dos oportunidades a nuestra capital, presentándose en la Sala Zitarrosa el 3 de mayo y el 12 de noviembre con dos shows que dieron más de lo esperado. El 16 de mayo se presentó en el Teatro de Verano, Djavan, un artista que ha llegado varias veces a nuestro país, en la oportunidad el show fue propicio para la presentación de su último disco «Matices». El ex Titas Nando Reis fue otro de los artistas brasileños que se presentó en vivo en Montevideo, fue en el Movicenter el 10 de septiembre con show ajustado a lo esperado. El 30 de octubre se presentó por segunda vez Paulino Moska, fue en el Plaza donde reeditó lo que había sido su suceso del año anterior.

Y por último la mejor de las presencias brasileñas en el año se dio el 8 de noviembre en el Teatro de Verano donde se presentó Gilberto Gil. Un nombre histórico y pilar de la música brasileña de todos los tiempos que actuó para presentar canciones de su último disco «Banda Ancha Cordel» y los clásicos de su carrera que tantas veces hicieron delirar y emocionar a los seguidores.

De Argentina fue de donde llegaron mayor cantidad de nombres, algo que ya es costumbre. Se destacan las presencias de Fito Páez que actuara en 2 oportunidades; la primera fue el 15 de mayo en el Teatro Solís donde presentó su disco «Rodolfo» con un marco apropiado para las características del show. Similar fue la segunda presencia del rosarino que se produjo en La Trastienda de Montevideo el 8 y 9 de diciembre.

La presencia de Andrés Calamaro es otra de las que se deben resaltar, aunque lo destacable de la presentación es el hecho que se produjera y no el show en sí, ya que se trató del show más decepcionante del año. La decepción está dada en referencia a la expectativa que sugiere el nombre de Calamaro que no fue para nada colmada por el artista; con fallas en la producción y una frialdad asombrante del artista, Calamaro y su banda parecieron venir a nuestro país a probar como podrían ser los futuros shows del artista.

En contraposición se destacaron los shows de Hilda Lizarazu el 19 de abril en la Zitarrosa y de Kevin Johanssen el 29 de noviembre en el Metro, dos artistas simples que se brindan por el espectador en cada una de sus presentaciones.

En el Ancel Fest. del día 17 de octubre, nos brindó el mejor show de un artista argentino en nuestro país, fue la presentación de Catupecu Machu, que con un show simple y directo dejó enloquecidos a miles de espectadores que seguramente no esperaban tanto con tan poco.

Por último de la Argentina mencionar las presencias en La Trastienda de Montevideo de la banda Divididos el 1 y 2 de diciembre y de Babasónicos el 19 de diciembre.

En lo que tiene que ver con la madre patria, España nos envió tres nombres destacados. Uno fue el de Joan Manuel Serrat que se presentó el 1 y 2 de diciembre en el Teatro de Verano, y las otras dos se sucedieron en el Ancel Fest. del día 18 de octubre, se trata de la banda Reincidentes y de Loquillo, quien realizó uno de los shows más postergados y esperados de los últimos tiempos, en donde colmó con creces las expectativas creadas sobre su persona, con un show en el que repasó sus veinte años de carrera y brindó como broche de oro una esperada reunión con la banda local Buitres para la realización en conjunto de su clásico ‘Cadillac Solitario’.

Un 2008 que tuvo de todo y para todos los gustos, y que dejó la promesa de más y mejores realizaciones para este año 2009.

Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario